^Back To Top

Buscador de libros

Buscar: 
Título:  Autor/a: 
Sinopsis:  ISBN: 
Categoría: 

Tiendas online


 

La odisea de autopublicarse

 

 

Introducción

Introducción

 

Recientemente se ha tratado en el foro el tema de las ventajas y desventajas de que te edite una editorial, y lo mismo para la posibilidad de autopublicarse. Por eso, no voy a entrar en detalles sobre lo que allí se trató porque podéis leer el debate allí, salvo en un aspecto: la complejidad de autoeditarse, que es lo que me trae aquí.

 

Como toda autora publicada y autora que espera serlo sabe, una de las grandes ventajas de que te publique una editorial es la cantidad de trabajo que te quitan de encima: la corrección ortográfica, de estilo, maquetación del libro, diseño de portada, registros, distribución, etc. Es decir, hablamos de un trabajo considerable realizado por profesionales del cual, la autopublicación carece.

 

Pero como muchas también saben, que una editorial acepte publicar tu obra, es más difícil de lo que ya de por sí parece. De modo que en muchos casos, la única forma de conseguir ver tu libro en papel y que haya gente que pueda optar también a adquirirlo, es la autopublicación.

 

Como decía, este tema ha salido recientemente en el foro y ante ese debate me surgió la duda de hasta qué grado puede ser difícil autopublicarse. Mi vena investigadora se puso manos a la obra y rescaté un relato que tenía escondido en mi ordenador para hacer de cobaya en este experimento. La conclusión es que el grado de dificultad viene determinado por dos factores:

  • Lo perfeccionista que seas.
  • Lo bien que te manejes con herramientas informáticas.

 

Parece broma, pero es bastante cierto. Cuanto más perfeccionista seas, mayor capacidad de recursos necesitas porque más trabas te van a aparecer. Y ante la experiencia que he tenido, sé que mucha gente podría verse en el caso de querer su libro de una determinada manera, pero tener que aceptarla de otra ante la imposibilidad de superar un escollo que le haya aparecido. Porque la realidad, es que todos no tenemos los mismos conocimientos informáticos y ante tanta información como circula por Internet, se puede dar el caso de que al final, te líen más de lo que realmente te resuelven. Sí que hay sitios que te explican qué pasos a seguir para autopublicarse, pero más de una vez he acabado teniendo que buscar muchas cosas puntuales rastreando la web.

 

Y ahí es a dónde quiero llegar yo: hacer un artículo que pueda ayudar a la gente a conseguir autopublicarse tratando los pasos que he dado y cómo he ido resolviendo los problemas que me han ido surgiendo.

Parte I

Parte I: El Servicio de Imprenta

 

Nos encontramos en el momento en que hemos terminado nuestro libro y decidimos autopublicarlo, bien sea porque simplemente queremos el libro para nosotros en exclusiva, porque no conseguimos editorial que nos publique, porque queremos que nuestro libro sea de libre distribución o porque creéis en los libros pero no en las editoriales. Sea por lo que sea, elegimos autopublicarnos.

 

¿Qué Hacer?

Lo primero es buscar una editorial que imprima nuestro libro. Y aquí, hay que elegir qué tipo de servicio queremos. Muchos servicios editoriales te hacen un presupuesto del libro que quieres editar por el módico precio de X€ por Y ejemplares. Para mí, este sistema es muy peligroso, no sólo porque de inicio ya tienes que hacer un desembolso importante de dinero para comprar los Y ejemplares de la oferta, sino porque luego no tienes la seguridad de que esos libros se vayan a vender y recuperar así la inversión. Pero la gente es libre de optar por esta opción aunque en ese caso, habrá algunos pasos en este artículo que podrás obviar.

 

En mi caso, esta opción se descartó sola. Para mi experimento particular, sólo quiero conseguir una copia para mí del relato cobaya, de modo que opté por la «Impresión bajo demanda».

 

¿Qué es la Impresión Bajo Demanda (IBD)?

Es un sistema en el que incluyes tu libro en el catálogo de una plataforma con servicio editorial y cuando alguien solicite tu libro, lo imprimen digitalmente, lo ensamblan y se lo envían a la persona que lo ha comprado. Por tanto, tú no pones ningún euro por delante, pero sí recibes la comisión que estipules recibir por cada libro vendido.

 

BubokDe modo que me puse a investigar los distintos servicios editoriales de IBD y contrastar opiniones por la red. La conclusión, es que las dos plataformas en castellano más importantes de IBD son Lulu y Bubok. No puedo entrar en comparativas de estas dos plataformas porque sólo he hecho la prueba con una de ellas. Pero sí os puedo decir las conclusiones que he visto por la red. Por ejemplo, leí un artículo en el que una web había hecho la prueba de editar el mismo libro en los dos sitios. Lo hicieron a la vez y los solicitaron a la vez. La conclusión es que el libro era igual porque, como se indicaba en el remite de los paquetes que llegaron el mismo día, los imprimieron en el mismo sitio (imprenta). Luego, la calidad era la misma, lo único que variaba era el precio.

 

LuluEn este caso, para el mismo tamaño y páginas, Lulu me salía más económico, por lo que opté por ellos (en sus webs tienen sendas calculadoras para saber el coste de impresión del libro sin necesidad de registrarse). Eso sí, en Bubok tienen una web completamente en español y con un FAQ muy útil. En Lulu, aunque la web también está en español, a veces te encuentras que sus links van a información en inglés. De modo que, si no te mueves bien en este idioma, podría costarte solucionar algunas dudas.

 

Tengo entendido, por lo que he leído en Internet, que la forma de «crear» el libro en las plataformas, es bastante similar. Por lo que puede ser indiferente tratar sobre mi experiencia en Lulu y la que se pueda tener en Bubok.

 

Por último, quiero dejar constancia que si vais a autopublicaros profesionalmente (y no como mi caso), reviséis mucho los comentarios que dejan los autores sobre sus experiencias en todas las plataformas que haya. La gente habla bien y mal de todo y nada, así que debéis valorar qué servicios (o comentarios) os convencen más.

NOTA: Se ha creado otro artículo de opinión donde se habla de cómo autopublicarse con CreateSpace, plataforma de autopublicación de Amazon, pero que está en inglés. Si te interesa esa plataforma, ¡no te lo pierdas!

Parte II

Parte II: Diseño Interior

 

Como comentaba, tienen disponibles calculadoras para saber el coste de tu libro. Puedes descargar plantillas de los tamaños que más te convenzan y pegar ahí tu libro para saber cuántas páginas más o menos va a requerir en los distintos formatos. Como curiosidad, cualquiera pensaría que el tamaño más barato es el formato bolsillo, pero no lo es. El precio por página es más caro aunque cuesta menos el ensamblaje. Por eso cuando son pocas páginas puede ser más rentable que un formato grande, pero si tiene bastantes, sale más caro. Además, hay que tener en cuenta que en un formato grande, el número de páginas se reduce.

 

El tamaño que más me gustó es el denominado A5. Viene a ser, para que os hagáis una idea, del tamaño de un Top Novel y es la edición más económica de todas (el precio por página es el más barato, a pesar de ser todos el mismo tipo de papel, luego supongo que la diferencia de precio viene dada por el tipo/tamaño de corte). Sin embargo, y para llevar la contraria, yo he optado, para mi relato cobaya, por la edición en bolsillo. Alguna se podrá preguntar el porqué y es bien sencillo: porque queda más bonito. Y no, no tiene nada que ver con que un formato sea mejor que otro. Es simple y llanamente porque mi relato ocupa 180 páginas en formato bolsillo, mientras que en A5 rondaba las 100. Esto supone que en el formato bolsillo, que viene a ser como los antiguos Byblos, el libro tiene un grosor de 1 cm. Mientras que en A5, sería la mitad. Coged un Top Novel y mirad cómo es un libro de ese tamaño con 100 páginas. Demasiado grande y fino para mi gusto.

 

¿Y por qué os cuento esta anécdota? Primero, por si alguna quiere editar un relato corto y no se había dado cuenta del detalle. Podría interesarle más el formato bolsillo. Y segundo, para dejar una muestra de lo quisquillosa que soy para el detalle. Esto es, que a consecuencia me encontré con problemas que me costaron solucionar y de ahí mi conclusión acerca del ratio perfeccionismo/informática que comentaba al inicio del artículo. Si fuera una persona que no se manejase bien con los ordenadores, podría haber tenido que optar por hacer cosas que no quería al no saber resolverlos. Y por eso la idea de este artículo.

 

¿Cómo Maquetar el Libro en el Editor de Texto?

Dependiendo de nuestra destreza con nuestro editor (Word, OpenOffice, etc.), podremos dejar más a nuestro gusto el libro. Aquí voy a explicar unas nociones básicas para un diseño más o menos adecuado.

 

En la sección de Lulu Publicar | Libro tenemos la calculadora, así como las plantillas de los distintos formatos (no se necesita estar registrado para descargarlas). Sólo he mirado los dos que he mencionado aquí y tengo que avisar, que la plantilla de bolsillo parece que no es correcta. Debe ser un fallo de ellos, puesto que las dimensiones que aparecen en todos sitios son 10,79 x 17,46 cm. y creo recordar que las de la plantilla son 10,76 x 17,42 cm. De modo que, lo primero que debéis hacer si utilizáis esta plantilla es ajustar el tamaño verdadero. La plantilla A5 está correcta y el resto no lo he mirado. Si vais a utilizar las plantillas (que os las recomiendo porque tienen el formato hecho y no lo digo sólo por el tamaño), revisad primero que el tamaño sea el que corresponde.

 

Las plantillas vienen con el formato específico de:

  • Tamaño de la hoja.
  • Márgenes de escritura adecuados.
  • Diferenciación del formato de las páginas pares e impares (recordad que el espacio de los laterales es distinto en función de si es zona de pegado o la zona exterior).

 

Por eso, os recomiendo usar las plantillas. En la web tenéis tutoriales sobre los requisitos para publicar una novela. No dejéis de leerlos para estar seguras de cumplir todas.

 

Las más interesantes para el maqueo y así te permitan publicar el libro en librerías como Amazon, son:

  • Primera hoja en blanco: esto es, la página 1 y 2.
  • Título de la novela y autora: Página 3. Si queréis ideas siempre podéis revisar los distintos diseños que utilizan las editoriales.
  • Información de la novela: Página 4. Tengo entendido que al ser autopublicación no es necesario rellenar esta parte, pero hay que admitir que le da un toque de más profesionalidad. Al menos a mi parecer. Así que yo sí he escrito una hoja de copyright. Para distribuir la novela en la web de Lulu, no se necesita, pero por lo que he leído entre todo lo que he mirado, en Amazon sí que te la piden.
  • Título: Página 5. Tiene que tener el mismo formato que el de la página 3, pero aquí no se escribe la autora. Fijaros que todos los libros tienen esta hoja.
  • Agradecimientos o dedicatorias: Página 7.
  • Novela: Página 9. En caso de no tener agradecimientos ni dedicatorias, la novela empezaría en la página 7.
  • Última hoja en blanco: como al principio, serían las páginas penúltima y última.

 

A partir de aquí, si eres un crack en el dominio del editor de texto, puedes seguir a la siguiente parte. Si no, te recomiendo que sigas leyendo algunos consejos sobre uso de secciones, paginación, tabulaciones, etc., para conseguir que el diseño interior quede impecable.

 

Consejos en el Uso del Editor de Texto

 

Parte III

Parte III: Hoja de Copyright

 

Lo llamo hoja de Copyright porque de lo que voy a hablar en este apartado sirve para rellenar esa información. Pero aunque no la realicéis es importante que leáis este apartado porque vamos a tratar los aspectos legales que rodean la publicación de un libro.

 

 

Licencias

Voy a empezar este tema hablando del Copyright y los Derechos de autor. Y lo primero de todo, es indicar que copyright no es lo mismo que derechos de autor.

 

Los Derechos de autor son unos derechos adquiridos por la persona creadora de una obra, siendo uno de ellos que queda reconocida su autoría y otro, que puede decidir qué hacer con ella. Esto es así y es invariable a menos que se cedan voluntariamente esos derechos.

 

CopyrightEl Copyright es puramente económico. Es una negociación entre el autor y una empresa que fomentará, distribuirá, publicitará, o lo que sea, la obra con fines económicos y asegurándose que es el único que podrá realizar la explotación económica de la obra hasta que decida ceder ese derecho a otro o se le acabe el plazo de tiempo por el que los ha adquirido.

 

El copyright también puede extenderse al propio autor si es él mismo el que va a hacer la explotación de su obra: sólo él tendría derechos sobre lo que se hace con ella.

 

Por eso, son conceptos que pueden estar ligados, pero hay que saber diferenciarlos.

 

Copyleft Posteriormente, ha ido apareciendo un nuevo movimiento contrario al copyright, más ligado a los temas de software pero que también se está extendiendo a otros campos, y que es el copyleft.

 

El Copyleft vendría a ser justamente lo contrario. Un autor permite que su obra pueda ser distribuida libremente, usada y modificada, siendo las obras derivadas también copyleft. En torno a este concepto, se han creado otros tipos de licencias de derechos de autor por los cuales el autor permite la libre distribución bajo ciertas condiciones. Así tenemos las licencias de Creative Commons.

CreativeCommons

 

Con Creative Commons un autor puede decidir si su obra puede ser distribuida libremente, modificada o incluso, si terceros podrían utilizarla para lucrarse con ella. Hay distintas variaciones en función de las combinaciones y cada autor puede registrar su obra bajo la licencia que más le convenga.

 

Registrar una Obra

La forma más rápida y gratuita para registrar una obra es a través de SafeCreative. Incluso con la idea de poner una obra con la distribución más libre existente, siempre es conveniente hacer un registro de ella para que conste que el autor eres tú y evitar así plagios o que alguien no haya respetado las condiciones de tu licencia.

 

SafeCreativeRegistrar una obra en SafeCreative es muy simple. Eso sí, os recomiendo que os paséis por el FAQ que tienen porque algunas de las opciones que ofrecen os pueden resultar interesantes. Para el caso de este artículo, voy a comentar lo fundamental.

 

SafeCreative tiene varios tipos de usuarios. Básicos, de pago y profesionales. Con el básico (usuario registrado gratuitamente), tienes a tu disposición 2 GB de almacenamiento para tus obras y un límite de 10 registros al mes (creo que más que suficiente, vamos).

 

Aquí tienes que subir tu obra. Puedes subir tal cual la obra como la tienes diseñada para publicar o modificar algunos aspectos que no quieres que aparezcan. Por ejemplo, puedes registrar sólo la novela (quitando las hojas en blanco, las páginas de títulos...), o que la primera página sea la portada, etc. Puedes montar el documento como mejor prefieras pero recuerda que una vez registrada la obra, no se podrá modificar.

 

La obra se registra con tu nombre verdadero, no como el del pseudónimo de autora que tengas. Sí que tienen la opción de registrar las obras bajo pseudónimo, pero en las cuentas de pago.

 

La interfaz de SafeCreative es muy intuitiva, por lo que no necesita gran explicación. Entras en tu perfil, das a registrar una obra y completas el formulario. Te piden: título, archivo y su catalogación (siempre es recomendable que el archivo que subáis sea en PDF por cuestiones prácticas), si quieres poner una imagen específica, sinopsis y el tipo de licencia (te da a elegir entre el Copyright clásico y combinaciones de Creative Commons). El registro de la obra, en las cuentas básicas, siempre es público (no te deja guardar las opciones de privado si no tienes cuenta de pago). Esto quiere decir que en la zona general de la web se puede encontrar tu obra y tendrán acceso a la descripción de ella, pero no podrán descargarla a menos que así lo indiques.

 

Una vez rellenado el formulario y registrada la obra, nuestra obra se encontrará en periodo de «pre-registro» durante un día y en el que podremos realizar cambios en el documento. Esto creo que está pensado con la idea de que podamos añadir códigos de último momento. Por ejemplo, las etiquetas informativas que tendremos opción de crear en SafeCreative. Estas etiquetas nos aportan el número de registro de nuestra obra y puede ser interesante añadirlas en el documento (por ejemplo, en la hoja de copyright). Por tanto, te descargarías la etiqueta que más te gustase (hay varios tipos), la añadirías en tu novela, crearías de nuevo el PDF y subirías ese archivo.

 

Y con esto, hemos completado con éxito el registro de nuestra novela.

 

Conseguir un ISBN

El ISBN o International Standard Book Number es el número que identifica un libro a nivel internacional. Si la autopublicación de tu libro es personal, no necesitas conseguir un ISBN. Éste sólo se necesita con fines comerciales. Además, si sólo vas a comercializar tu obra en la plataforma de servicio de imprenta donde quieres publicar tu libro, tampoco lo vas a necesitar. Pero si quieres comercializar tu novela en tiendas online, Amazon o incluso, distribuir en tienda, tendrás que añadir uno a tu libro.

 

Para conseguir un ISBN, tenemos la opción de ir a la web de la Agencia del ISBN, y rellenar el formulario. Por el «módico» precio de 45€, te darán un ISBN para tu libro. Y digo módico precio, porque hasta el año pasado, era un trámite gratuito por el Ministerio de Cultura. Pero no, ahora te sale 45€ cada formato del libro. Es decir, 45€ en papel, 45€ ebook (y si son varios tipos de formatos ebook, 45€ por cada uno). ¡Tremendo!

 

Por otro lado, en Lulu, si seleccionas la opción de publicar comercialmente tu obra, te darán la opción de conseguir un ISBN de ellos gratuitamente al momento. Con él, podrás vender tu novela en otras tiendas online como Amazon, pero parece que no en tienda física. Para añadir este ISBN sólo tienes que descargar la imagen y añadirla en la contraportada de tu libro. Además, si tienes hoja de copyright, podrás poner el número ISBN también allí.

 

Depósito Legal

El Depósito Legal es una obligación por ley de entregar varias copias de una novela en la Biblioteca Nacional, para la conservación del patrimonio cultural del país.

 

En muchos sitios leeréis que este trámite es indispensable para la publicación de un libro. En el caso de las publicaciones de editoriales, son ellas las que se encargan de la tramitación y entrega de dichos ejemplares. Sin embargo, las publicaciones de impresión bajo demanda están exentas según lo dispuesto en el art. 5 de la Ley 23/2011, de 29 de julio, de depósito legal.

 

Por tanto, que no os engañen diciendo que necesitáis adquirir esos ejemplares de muestra para el depósito legal, porque sólo están pensando en hacer negocio con el desconocimiento. Hasta que no cambien esta ley, las publicaciones bajo demanda están exentas de este trámite.

 

Ejemplo de Hoja de Copyright

La hoja del copyright tiene que incluir:

  • Título.
  • Nombre original de la autora (que no sé si es cosa de las editoriales o de las autoras, pero parece que hay algún tipo de fobia por poner el nombre real de las autoras españolas en los libros. Muy pocas editoriales he visto que pongan los verdaderos en la información del libro, como si hubiera que ocultar a las lectoras que la autora es española). Pensad que vuestro alter ego no existe. Sois vosotras las que escribís las novelas. Personalmente, no entiendo el porqué de ocultar eso.
  • Año de creación (que puede ser distinto al de publicación).
  • Fecha de publicación.
  • Diseño de portada (si habéis utilizado imágenes que no son de vuestra autoría).
  • ISBN.
  • Registro.
  • Nota de la licencia.

 

Un ejemplo sería:

 

Hojacopyright

 

El texto de la licencia «Todos los derechos reservados» la he cogido de uno de nuestros libros de romántica. Podéis hacer lo mismo. En mi caso, como mi licencia no era ésa, no hay texto de licencia y me limité a poner la imagen correspondiente de mi licencia de Creative Commons.

 

Por cierto, en el punto de «Registro», aquí no añadí una de las imágenes etiqueta que me ofrecía SafeCreative, como sí hice en el documento que allí tengo registrado. Simplemente, puse el número que correspondía al registro y que es el que viene en ellas. Para lo que es el libro, creo que queda mejor así.

Parte IV

Parte IV: Publicación

 

Tenemos nuestra obra y sólo nos falta ya publicarla. Entramos en nuestro perfil de Lulu (o el que hayáis elegido) y le damos a «Nuevo proyecto» para comenzar la autopublicación. La verdad es que no tiene tampoco demasiada pérdida (que no problemas), así que, curiosamente, no me voy a explayar en este punto que es el de la verdadera autopublicación (iré a comentar los problemas que puedan surgir). Pero realmente es ir siguiendo los pasos que te indican.

 

  1. Inicias el proyecto.
  2. Eliges producto: Libro en tapas duras, blandas, álbum...
  3. Pones el nombre y autor: Aquí sí pones el pseudónimo si tu novela no la vas a publicar con tu nombre real.
  4. Indicas si lo vas a hacer privado o no: En este punto, eliges si vas a necesitar ISBN. Si marcas esa opción, el siguiente paso será la imagen del código de barras que tendrás que poner en tu contraportada (si la haces tú) o el que te pondrán automáticamente si la portada la haces con su editor de portadas.
  5. En Opciones indicas el formato de libro: Tamaño de libro, tipo de encuadernado, tipo de hoja...
  6. El siguiente paso es subir tu documento: Tiene que ser en PDF así que, o bien lo subes tú en PDF o subes tu archivo y te lo convierten ellos. Y llegamos al primer problema que explicaré después.
  7. Portada: Puedes hacerla tú o puedes utilizar el editor de portadas que ellos te ofrecen. Tienen distintos formatos, fondos, etc. Pero si quieres hacerte una portada más personalizada, tendrás que hacerla tú con un editor de imágenes. He aquí el segundo obstáculo del que también indicaré unas pautas más adelante.
  8. Completas la descripción: Añades los datos básicos de tu libro como la sinopsis, licencia, tu nombre real, creación, etc.
  9. Precio: Si has indicado que vas a comercializar tu novela, te aparecerá esta pestaña. Es otra calculadora pero algo más completa que la que aparece en la web. Si pusiste que sólo vas a vender en el mercado de Lulu (sin ISBN), te aparece la calculadora con el coste de impresión, y según aumentas el precio con el que quieres vender tu obra, te aparece la cantidad que ganarías. Si, en cambio, pusiste que quieres un ISBN para vender con distribución, te marca un precio fijo mínimo para venta en tienda (viene a ser el coste de impresión, distribución y margen de ganancia en tienda, con 0€ de ganancia para ti). Si tu idea con el ISBN adquirido era ponerlo en otras tiendas online como Amazon, es bastante problable que ese precio sea excesivo (o no y simplemente quieras ganar más). Entonces, te dejan la opción de «añadir descuento» para bajar esa cifra mínima de tienda y ponerla al precio que tu creas más conveniente.
  10. Revisar: Es el último paso. Nos sale un resumen de todos los puntos con la opción de cambiar alguno si nos hemos equivocado en algo. Lo malo de Lulu es que, aunque puedes guardar pasos y seguir con la autopublicación en otros momentos, no puedes volver a un paso anterior en concreto sin tener que volver a realizar los posteriores. Es decir, que si ya estás en la fase de completar descripción y quieres ir al punto de indicar si hacerlo privado o no, aunque luego no cambies nada, tendrás que volver a realizar todos los pasos, aunque sea sólo dando a guardar todo el rato.
  11. Finalizar: Una vez que le demos a finalizar, ya se habrá hecho oficial la autopublicación del libro. A pesar de estar finalizado, podrás volver a editarlo creando una revisión. Para conseguir que tu libro esté en catálogo, tendrás que comprar un ejemplar de muestra (precio base, no el que hayas puesto para las ganancias). Y una vez te llegue y compruebes que la edición está correcta, darle el visto bueno para que se pueda vender. Si algo ha salido mal, estarás a tiempo aún para hacer los cambios sin que haya terceros que lo hayan adquirido con el fallo. Pero cada vez que hagas cambios, tendrás que obtener otro ejemplar de muestra para validar. Así que hay que estar muy seguros de que todo está correcto antes de solicitar el ejemplar para validar la obra.

 

Problemas que Pueden Surgir

En la experiencia que he tenido con Lulu a la hora de seguir los pasos, me han surgido dos problemas (el resto, como decía, no tenía mucha pérdida).

 

 

Archivo en PDF

 

El primer problema que tuve fue el referente al archivo de nuestra novela. Si después de haber maquetado nuestra novela cuidando todos los detalles, con las fuentes de letras que más nos han gustado, encabezados, y demás, si no sabemos crear el PDF tal cual nos lo piden, mal asunto.

 

El PDF que tenemos que subir debe incrustar todas las fuentes utilizadas en el documento. Es decir, no vale con simplemente crear el PDF al guardar el documento con nuestra «impresora PDF» que suele tener el Word. Si no lo trae, podemos instalar el PDF Creator para que nos aparezca la impresora PDF cuando damos al Botón Office | Imprimir | Nombre de impresora.

 

De verdad que para mí éste fue un problema muy, muy serio. Y si no fuera por la versión que tengo de Word, aún no sabría cómo arreglarlo. Subir el archivo Word y que me cree el PDF el propio Adobe de Lulu, no era una opción para mí puesto que me descuadraba el documento. Por ejemplo, el PDF que hacen ellos, no respeta los guiones de final de línea. Te lo hace en justificado y eso acababa variando las páginas y desestructurando capítulos. Así que si lo quieres dejar tal cual tú lo escribiste en tu editor de texto, tendrás que convertir el PDF tú mismo.

 

En el Word 2007 existe la opción de guardar el documento como PDF pero no con la impresora. Es decir, del mismo modo que si queremos guardar un documento en otro formato damos a «Guardar como...» y desplegamos el menú de las distintas extensiones para seleccionar una, en este Word, una de ellas es PDF. Pero no encontraba por ningún sitio la opción para incrustar las fuentes desde las propiedades del PDF como te muestran en Internet.

 

GuardarPDF

 

ImpresoraPDF

 

Como veis, no tengo instalada la Impresora PDF (lo cual es normal porque ya se puede guardar como PDF), y por tanto, no podía modificar las propiedades.

 

De modo que fui al Word de mi hermano, que también es 2007 pero además de en «Guardar como...», él tiene la impresora de PDF y seguí los pasos que vi por Internet para incrustar las fuentes. En «Propiedades» de la impresora PDF | Fuentes , tienes la opción para marcar «Incrustar las fuentes en el documento».

 

Parecía que con esto ya lo conseguiría... pues no. Yo no sé si es por los ordenadores de mi casa o por algo que se me escapó, pero me fue imposible crear un PDF del tamaño de hoja de mi documento. Imposible. El PDF se me creaba siempre en base a una hoja A4 por lo que la hoja del libro se encontraba arriba del todo con más de media hoja en blanco por debajo. Lo máximo que conseguí fue que las hojas se escalaran a A4, es decir, se aumentara la letra para que la hoja que ocupaba un tamaño de bolsillo, ocupara ahora un folio. Lo escalé, creé un perfil de tamaño personalizado, cambié los tamaños a mano (y aunque variaba el tamaño, nunca ponía realmente el que yo había puesto), seguí tutoriales de Internet para cambiar tamaños de PDF,... nada.

 

Al final, la única alternativa que me quedaba era utilizar la función de «Guardar como PDF» y conseguir de alguna manera que se incrustaran. Porque cuando creaba el PDF en «Guardar cómo...» el PDF se creaba exactamente igual a la visualización en el editor Word. Tamaños, márgenes, fuentes... todo. Y la clave estaba en no separar PDF de Word. En todo momento buscaba las opciones de PDF, pero no existían funciones de PDF porque la posibilidad de crear un PDF en Word está integrada en el programa Office. La opción de incrustar fuentes estaba entre las opciones de Word. Tan sencillo y los quebraderos que me dio.

 

Vamos a Botón Office | Opciones de Word | Guardar , y la última opción que nos encontramos es la de incrustar fuentes. Hay que habilitarla.

 

Opciones

 

Incrustar

 

 

Por defecto, incrustar fuentes está deshabilitado porque aumenta el peso de un archivo. Por eso, cuando entres en esta opción, te marcará que lo que cambies es del documento actual. Pero si despliegas el menú, te aparecerá la opción de conservar esta opción en todos los documentos nuevos. No lo aconsejo porque con este tutorial ya sabéis cómo se hace y podréis modificarlo para los casos en que lo necesitéis verdaderamente.

 

Cuando habilitas la opción, aparece tal cual como en la imagen. Yo deshabilité «No incrustar fuentes del sistema comunes» porque quería que se incrustaran todas. ¿El motivo? Porque cuando intenté subirlo por primera vez antes de incrustar las fuentes, el primer error que me apareció fue que faltaba incrustar la fuente Arial (una fuente que no había utilizado en ningún punto del documento). Así que, para el guardado de este archivo, me daba igual que se incrustara todo y más.

 

Y con esto, ya sólo tuve que dar a «Guardar como... PDF» y crear mi archivo perfectamente listo para subir y sin dar más problemas.

 

 

Portada

 

Lo primero que voy a decir sobre esto es que no voy a dar un curso de diseño de imágenes. Aquí no hay unas pautas sencillas a explicar para maquetar una portada como las del diseño interior del libro. O sabes utilizar un programa de diseño o no te metas en la edición avanzada de la portada (portada en una pieza) que viene a ser: el tamaño de tu portada es tanto de ancho por cual de alto, siendo el lomo de tu libro XX. Y hala, a tirar millas.

 

Después te empiezan a comentar sobre los márgenes de corte, de seguridad, etc. De modo que lo más fácil para controlar los límites de tu portada es:

  1. Vuelve al archivo que descargaste sobre las plantillas de tu libro.
  2. A parte de la plantilla doc, encontrarás dos imágenes de portada y contraportada con las dimensiones del libro.
  3. Abre el programa de diseño gráfico.
  4. Crea un área con las dimensiones que te dieron cuando seleccionaste «Crear una portada avanzada (o de una pieza)», y recuerda que debes trabajar a 300 ppp.
  5. Pegar en ella las imágenes de las plantillas y ponerlas en su sitio correspondiente (contraportada a la izquierda / portada a la derecha). Estas imágenes están en la resolución 300 ppp y deberían encajar en el alto del área creada.
  6. Comprobar que el espacio que queda entre imagen e imagen es el que te han marcado como tamaño de lomo.
  7. Opcional, pero muy útil, convertir las imágenes de márgenes en una capa que podamos después cambiar de posición. Piensa que cuando empieces a meter imágenes, fondos, letras, etc., las imágenes con los márgenes no se verán. Y teniéndolo como capa móvil, podrás asegurarte de que todo está entre los márgenes de seguridad.
  8. Guarda tu imagen como PNG. Aunque se pueden subir las portadas con otros formatos, el PNG es un formato que guarda las imágenes en mejor calidad.
  9. Subir la imagen.

 

Cuando lo hagáis, el programa de Lulu os despiezará la portada en 3 partes: portada, contraportada y lomo. Aseguraros que todo está en orden.

 

¿Y cuál es el verdadero problema con el tema de las portadas? Que no podrás utilizar cualquier imagen que te apetezca. Recuerda que tienes intención de vender tu libro, por tanto, o bien tienes el permiso del autor para ponerla en tu libro, o tendrás que buscar por Internet imágenes que sean libres de derechos. Esto es más difícil de lo que parece porque una cosa es encontrar miles de sitios donde pongan «Imágenes gratis» (y que no lo son, son webs piratas que tienen imágenes colgadas sin autorización), y otra encontrar páginas que tengan imágenes sin derechos de autor.

 

Y lo más complicado de todo, que aun habiendo dado con páginas que tengan fotos, cuadros, etc., sin derechos de autor o que te permitan su uso bajo reconocimiento del autor, encontrar alguna que se pueda ajustar a la resolución de 300 ppp, va a ser muy difícil, pues la resolución web habitual es de 72 ppp. De modo que en este aspecto de la portada, os señalo desde ya que hay que ser mañoso con el tema.

Parte V

Parte V: Calidad de la Edición

 

En este último apartado, voy a tratar el acabado del libro. El libro lo he publicado como libro de bolsillo y para las pocas hojas del relato, queda bastante bonito.

 

Obviamente, gran parte de ese acabado va a depender de cómo lo hayamos hecho, pero en general, es bastante bueno. Lo que más me ha llamado la atención del aspecto es que las hojas son blancas. No estoy acostumbrada a ello. Pero es más una apreciación por gusto que por otra cosa.

 

Os dejo unas fotos de cómo ha quedado (no sé si las veréis bien, están hechas con el móvil):

 

Libro1 Libro2

© 2008 - 2015 Cazadoras del Romance. Todos los derechos reservados.