^Back To Top

Buscador de libros

Buscar: 
Título:  Autor/a: 
Sinopsis:  ISBN: 
Categoría: 

Tiendas online


 

El problema de los E-books en España

 

No sé si sabréis, pero esta semana se ha estado comentando en los medios el tema de lo poco «extendidos» que están los E-book en el mercado.

 

Todas sabemos cuáles son las ventajas y cuáles los inconvenientes:

 

Sus 4 ventajas fundamentales:

 

  • Es cómodo: En un E-reader se pueden llevar un montón de E-books. De modo que en un aparatito que vendría a ser como un libro de bolsillo, fino y que a penas pesa, podemos ir a todas partes con un montón de libros a cuestas.
  • Distribución amplia: Una ventaja enorme para personas que tienen problemas para acceder a libros, bien porque no se distribuyan en las librerías de su zona, bien porque sean de otro país y no se exporten los libros hasta allí.
  • Respeta el medioambiente: La cantidad de hojas que se dejan de gastar con todos los libros que se evitan mediante el E-book es más que considerable. Por supuesto, todo el proceso de edición y difusión de un libro en papel tiene un gasto más que significativo en proporción al de E-book.
  • El precio: Técnicamente, es más barato que un libro en papel.

Sí, seguro que todas habéis notado el «técnicamente». Pero sigamos.

 

 

Mostremos ahora sus 4 desventajas fundamentales:

 

  • La escasa oferta de títulos disponibles: Por que sí, ni por asomo tenemos todos los libros que existen en papel en este formato. De modo que nos vemos limitados a la hora de adquirir las novedades que queremos.
  • Los problemas con las descargas legales: las que estéis relacionadas con este mundo ya sabréis que sus formatos dan problemas más veces de las que deberían. También tenemos el añadido de que no se pueden copiar todas las veces que se quisieran. Esto viene a ser, que ya podéis tener cuidado con meter el E-book en una unidad de almacenamiento que no volváis a tocar nunca jamás. Porque estos libros vienen con un parchecito anti-pirateo que impide que puedas copiar ese archivo más de un número X de veces. Y no tienen en consideración que tengas que copiar varias veces el E-book por problemas tales como formateados de PC y cosas varias.
  • Soportes extra para poder leerlos: llamémosles, E-reader. Porque sí, sabemos que los E-books se pueden leer en otros soportes: ordenador, Ipad, móviles... lo que se os ocurra. Pero como página web especializada en libros, sería negligencia no recomendaros el E-reader, porque como muchas ya sabéis, es mil veces más sano para la vista leer en un E-reader, que en cualquier soporte con pantalla retroiluminada que encontréis a vuestro paso. De modo que hay que hacer una inversión inicial que a efectos prácticos, se tarda en recuperar. Porque... y aquí viene el siguiente factor.
  • El precio: Porque como bien decía en las ventajas, técnicamente es más barato un E-book que un libro. Peeeeeero, el precio que tienen ni por asomo se ajusta a lo que debería valer. Porque normalmente, un E-book viene a ser entre 1 y 2€ más barato que la edición en bolsillo de dicho libro.

 

De modo que vengo a hablar sobre este punto de controversia. ¿Cómo es posible que un libro, donde tienes que emplear recursos en maquetarlo, en imprimirlo y en distribuirlo, pueda valer sólo 2€ más que un libro digital?

 

Datos de interés:

 

- El mercado del libro electrónico en España representa el 1% del negocio total.

 

- Digitalizar un libro cuesta unos 60 euros mientras que una edición de 2.000 ejemplares de un libro de 200 páginas anda por los 3.000 euros.

 

- «Un libro electrónico nunca debería valer más de la mitad que su versión en papel».

Jesús Egido (Editorial Rey Lear) - Feria Internacional del libro.

 

- Actualmente, los E-book se consideran «comercio electrónico» por lo que están sujetos al 18% de IVA.

Pues bien, leyendo en los artículos sobre este tema que han salido en los medios de comunicación, me enteré de algo sorprendente. Al parecer, en Europa, un E-book está considerado como material electrónico en vez de un libro. O lo que viene a ser lo mismo: el IVA que recae sobre él es del 18% en vez del 4% que tienen los materiales catalogados como culturales.

 

He aquí el motivo de por qué se habló de este tema esta semana, porque durante una de las visitas en campaña electoral de «no-voy-a-decir-qué-partido» porque ésta no es una web de política, se proponía que los E-books debían considerarse material cultural y por lo tanto, estar sujeto al 4% de IVA.

 

Obviamente no es todo el problema de su elevado coste, pero viene a ser un punto interesante. En un libro de 10€ (para redondear), hablaríamos de 1,4€ de más que se pagarían por la gracia de estar catalogado como una cosa u otra puesto que hay 14 puntos de diferencia entre un IVA y otro.

 

Si nos ponemos en el caso optimista de los 2€ de diferencia, el E-book nos costaría en este momento 6,60€, una cifra que se empieza a aproximar más a la que se les estima a los E-book (que debería ser, como mucho, la mitad del coste del libro en formato papel).

 

Como digo no es todo el problema de la carestía del formato digital, porque está claro que las editoriales sí que ponen a conciencia los precios altos de los E-books, y por tanto, gran parte de culpa recae sobre ellos. Pero no deja de ser más que curioso este punto que por mi parte, desconocía.

 

© 2008 - 2015 Cazadoras del Romance. Todos los derechos reservados.