^Back To Top

Buscador de libros

Buscar: 
Título:  Autor/a: 
Sinopsis:  ISBN: 
Categoría: 

Editoriales

Tiendas online


 

Lo que hacen los chicos malos - Victoria Dahl

Sinopsis


¿Hasta qué punto puede ser bueno un chico malo?

 

Olivia Bishop no es una mujer divertida. Eso es lo que decía su exmarido. Y lo que sugieren sus gafas y su media melena. Y también su característica determinación. Olivia está dispuesta a rehacer su vida. Piensa dedicar su tiempo a sus amigas y no desperdiciarlo con ningún hombre. Pero una salida con su club de lectura la lleva a una cervecería y allí se encuentra con el sexy Jamie Donovan, que le resulta demasiado tentador para evitarlo.

 

Jamie Donovan no pretende ser un chico malo. Por supuesto, el aire indomable de sus traviesos ojos verdes ha seducido a muchas mujeres. Sin embargo, ha llegado la hora de madurar. Está dispuesto, incluso, a mantener una relación seria. Aunque, ¿cómo va a conseguirlo si Olvia, la única mujer que le parece realmente adecuada para ello, le ha catalogado como el hombre equivocado?

 

MaryJane

Valoración


Segundo libro de la serie «Donovan Brothers».

 

El libro que inauguró esta serie, «Las chicas buenas no... mienten», me dejó buenas sensaciones, y los hermanos Donovan también. Victoria Dahl imprime a sus historias un sentido del humor fresco y a sus personajes un encanto natural, por eso sus libros nunca me han decepcionado.

 

Me gustó mucho la historia de la pequeña de los Donovan con el antiguo compañero de correrías de Jamie y ahora detective, Luke. Me parecieron una pareja encantadora, y entonces Jamie tuvo una aportación muy importante en la trama.

 

Los hermanos Donovan están muy unidos, aunque siempre están discutiendo, por eso siempre tienen una presencia remarcable cuando aparecen como secundarios. Los acontecimientos en que se vieron envueltos los Donovan en el último libro les siguen en esta ocasión y el argumento tiene bastante relación con aquel asunto.

 

Jamie es el hombre encantador e impulsivo que prometía, pero también se aprecia una evidente vulnerabilidad en él. Se ha ganado una imagen de mujeriego y pendenciero de la que está intentando huir, quiere asumir más responsabilidades en la cervecería y aplicar una idea que le ronda hace tiempo la cabeza. Para ello vuelve a la universidad en secreto para actulizarse.

 

Olivia es una profesora recién divorciada a la que su marido engañaba con jovencitas porque «era aburrida» y está decidida a demostrar que no es cierto. Su mundo rutinario cambia el día que una compañera la invita a un club de lectura en una cervecería, una reunión para la que no necesitan leer un libro porque es una excusa para observar a Jamie. La pobre ilusa se presenta con el libro lleno de post-its dispuesta a hacer una análisis completo sobre «El último mohicano». Y allí está, en una cervecería cuando ni siquiera le gusta la cerveza.

 

Olivia y Jamie se conocen esa noche en la cervecería y los dos causan una buena impresión en el otro. La cosa se complica, y a la vez se vuelve interesante, cuando descubren que la profesora del curso de Jamie es Olivia.

 

Los dos protagonistas me han gustando individualmente, en especial Jamie, pero no me han llegado a convencer del todo como pareja porque no me he creído que él, que tiene tanta experiencia con las mujeres, se enamorara tan rápido de Olivia. Y ella a veces se ha comportado de una forma que no me ha gustado, como sus razones para invitar a Jamie a la fiesta.

 

La ligera diferencia de edad de seis años supone un obstáculo para Olivia, pero para Jamie no influye en absoluto.

 

En realidad me ha interesado más el libro de cara a la familia Donovan y sus discrepancias sobre la cervecería. Por un lado están los esfuerzos de Jamie por hacerse notar y, por el otro, los celos del exmarido de Olivia.

 

Por supuesto, me ha gustado que aparecieran Tessa y Luke, porque me parecen muy monos, incluso me hubiese gustado alguna escena más con ellos juntos.

 

Entre los secundarios destacan los hermanos de Jamie y se intuye que Eric tendrá una historia con la dueña de la tienda erótica que visitan Tessa y Jamie, cada uno durante su libro, porque se menciona a esa mujer en las dos ocasiones y la reacción de Eric es una buena pista. En la otra dirección, relacionados con Olivia, destacan Victor, el exmarido, y Gwen, la compañera de Olivia.

 

Es una historia fresca, divertida, entretenida y ligera, como todas las que he leído de Victoria Dahl. Su lectura resulta agradable y tierna, con un Jamie que seduce tanto con su sonrisa como con su vulnerabilidad.

© 2008 - 2015 Cazadoras del Romance. Todos los derechos reservados.