^Back To Top

Buscador de libros

Buscar: 
Título:  Autor/a: 
Sinopsis:  ISBN: 
Categoría: 

Tiendas online


 

Entre puntos suspensivos - Mayte Esteban

Sinopsis


Mario Aguirre, el padre de Paula, lleva desaparecido unos días. Por más que su hija trata de localizarlo, no logra dar con su paradero y por ello busca la ayuda de Javier Muñoz, inspector de policía. Diez años atrás, Javier y Paula mantuvieron una relación que nunca ha acabado del todo. De vez en cuando sellan treguas que duran solo unos días, y de las que los dos salen siempre heridos.

 

Paula sabe que estar cerca de Javier no es lo más sensato, porque recuperarse después de estar juntos es cada vez más difícil, pero necesita que sea él el que la ayude a encontrar a su padre y no duda en pedírselo. El magnetismo que existe entre ellos es tal que quizá el viaje que emprenden para encontrar a Mario no sea muy buena idea, quizá exponga demasiado sus sentimientos.

 

MaryJane

Valoración


Me lo he pasado muy bien leyendo esta historia que mezcla la trama de un reencuentro con una investigación de carácter personal y toques de humor.

 

El romance de Paula y Javier es la historia principal, pero la búsqueda del padre de ella le da un toque de misterio y aventura que resulta interesante y ameno.

 

La familia Aguirre es bastante peculiar, el padre de Paula se ha casado cuatro veces y ella tiene hermanastros en varios frentes. Menos mal que al principio del libro hay un árbol genealógico, porque he tenido que ir consulatándolo para orientarme como cuando leí «Juego de tronos» de George R.R. Martin —claro, que esta vez a muy pequeña escala en comparación—.

 

Aunque es una novela corta, no me ha quedado esa sensación. Seguramente porque es una historia bastante intensa que confronta sentimientos guardados durante largo tiempo, y aquí deben tener conversaciones que se han callado siempre.

 

La historia de Paula y Javier empezó diez años atrás y ese inicio se narra en «Su chico de alquiler», un relato sobre cómo se conocieron que, aunque no es imprescindible, sí que es recomendable. No sé si la autora tenía pensado darle continuidad a la historia desde entonces, pero los dos libros se complementan y se entiende mejor su relación y la que tienen con otros personajes.

 

Paula ha cambiado poco con el tiempo; sigue siendo impulsiva, terca, con un carácter de mil demonios, prefiere huir de los problemas que enfrentarlos y tiene tendencia a montarse películas en la cabeza. Pero tiene más experiencia de la vida y una hija que le hace pensar en su bien antes que en el suyo propio. Paula es protagonista y antagonista a la vez, ella misma es su mayor enemiga frente a su propia felicidad por miedo a sufrir y a lo que siente estando con Javier. Y en esa montaña rusa le arrastra a él también.

 

El cambio de Javier sí que se percibe más. Ha pasado de ser un chico desgarbado y payaso, con un aire entrañable y vulnerable, a un inspector de policía más serio. Pero hay algo que no ha cambiado: sus sentimientos por Paula. Cuando se trata de ella, el raciocinio desaparece.

 

Javier es la única persona que entiende a Paula, el que la quiere con sus defectos y sus virtudes, y en esta aventura le cuesta diferenciar su faceta de policía de la de hombre, pero, a fin de cuentas, Paula también le ama como es. Y eso puedo entenderlo, porque Paula me ha gustado, pero Javier me ha gustado más.

 

Parecía que tras «Su chico de alquiler» todo iba a ser sencillo para ellos, pero han pasado el tiempo en un continuo tira y afloja que no les ha pemitido avanzar, por eso me gusta mucho el título de esta novela, porque están atrapados sin poder cerrar el capítulo de su relación. Lo que no esperaba es que uno de esos ramalazos de pasión les hubiera dejado una hija que acabó de sellar su destino, entonces sí que nunca iban a poder irse cada uno por su lado. Están conectados de una forma o de otra.

 

Su relación no es fácil ni sencilla, a pesar de que se aman desde hace una década. Se aman tan intensamente que las separaciones son cada vez más duras, y discuten tanto como se aman. No me suele gustar que los reencuentros lleguen varios años después por ser poco creíbles, pero no me ha quedado esa sensación, porque han ido teniendo reconciliaciones y peleas a lo largo de los años. Nunca se han separado del todo.

 

Tienen una historia de amor intensa y apasionada, en la que no faltan discusiones, pasión, ternura y mucha química. La verdad es que me ha parecido una historia preciosa.

 

También hay unos secundarios entrañables y como he leído «Su chico de alquiler» justo después de «Entre puntos suspensivos», he visto la evolución de los personajes que repiten.

 

Después de conocer a Ángel me ha gustado ver el inicio de su historia con Ana, tan diferente a la de Paula y Javier. Y conocer la raíz del odio de Paula por Susana.

 

También he visto una puerta abierta a una historia para Miranda, personaje por el que siento cierta indiferencia después de no gustarme al principio y ver que era poco más que una espectadora al final.

 

Conocía a Mayte Esteban por los títulos de sus novelas, pero no había leído ninguna todavía. Me gusta su forma de escribir, es bastante visual y sus descripciones te transportan durante ese viaje. Usa un narrador en tercera persona en tiempo presente, y hacía tiempo que no me encontraba una novela escrita así, pero sabe usarlo. Hay novelas que piden un narrador en concreto, si no es el adecuado suena forzado, pero si está bien llevado deja de tener importancia qué voz le han dado a los personajes porque te has metido en la trama por completo.

 

«Entre puntos suspensivos» es una historia corta pero intensa que se ve complementada por «Su chico de alquiler». En ellas se ve la evolución de los personajes y de su relación, forman una historia preciosa y divertida, muy visual, en la que se le coge cariño a los personajes.

© 2008 - 2015 Cazadoras del Romance. Todos los derechos reservados.